Plantilla Mundo Juridico
LA SUSPENSIÓN DEL JUICIO DE AMPARO COMO SENTENCIA ANTICIPATORIA PARA LA PROTECCIÓN DEL MEDIO AMBIENTE
Esmeralda Méndez González1
Resumen

El presente artículo presentó un estudio respecto de la protección de derechos fundamentales a través de las sentencias anticipatorias, con un enfoque en el derecho ambiental, tratando un caso para ejemplificar el tema. Para la realización de la investigación fue utilizado el método científico, apoyado del método deductivo, estructural, sistemático y fenomenológico, utilizando también técnicas como la documental, de campo y telemática. Los objetivos de esta investigación consistieron en la explicación de la función de las sentencias anticipatorias como instrumento para la resolución de conflictos de forma inmediata y dependiente de una tutela jurisdiccional diferenciada, así como, la observación de que a pesar de no encontrarse legislada en el Sistema Jurídico Mexicano es posible acceder a una tutela jurisdiccional pronta y beneficiar a los derechos humanos en materia de derecho ambiental.

Palabras clave: Derecho ambiental, Tutela jurisdiccional, Caso Tajamar
SUSPENSION OF THE AMPARO TRIAL AS AN EARLY WARNING FOR THE PROTECTION OF THE ENVIRONMENT
Abstract

The paper presented a study on the protection of fundamental rights through the anticipatory sentences, with a focus on environmental law, treating a case to exemplify the subject. For the realization of the research was used the scientific method, the support of the deductive method, structural, systematic and phenomenological, the use of techniques such as documentary, field and telematics. The objectives of this investigation were the explanation of the function of the anticipatory sentences as an instrument for the resolution of conflicts of immediate form and dependent of a differentiated jurisdiction, as well as, the observation that although not being legislated in the System Mexican Jurisdiction it is possible to have access to prompt judicial protection and to benefit human rights in environmental law.

Keywords: Environmental law, Jurisdictional protection, Case of Tajamar
Introducción

El artículo consiste en la explicación de la función de las sentencias anticipatorias como parte de la tutela jurisdiccional diferenciada, considerada dentro de la tutela urgente. En México, dichas sentencias anticipatorias no se encuentran legisladas como tal, sin embargo, se pretende mostrar que a pesar de no encontrarse en la ley, pueden invocarse y/o llevarse a cabo a través de la suspensión del juicio de amparo, esto al no solo mantener las cosas en el estado que guardaban al momento de invocarse la protección de los derechos fundamentales, sino al resolver también con un actuar, dejando de lado la práctica común de paralizar los actos, es decir, puede tener efectos positivos cuando se trata de omisiones que causen un perjuicio irreparable a los derechos fundamentales.

Por lo anterior, se realiza el estudio en materia de derecho ambiental, estudiando entonces el derecho al medio ambiente desde el ámbito internacional y a la luz de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, la Ley de Amparo, reglamentaria de los artículos 103 y 107 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y la garantía que pueden proporcionar al invocarse para la protección del medio ambiente.

Finalmente, se enuncia un caso ocurrido en México para ejemplificar el uso de las sentencias anticipatorias a través de la suspensión del amparo, consiguiendo la protección del derecho al medio ambiente sano.

Metodología

La metodología empleada se encuentra de acuerdo con el método científico, con apoyo del método deductivo al partir de temas generales para llegar a lo más específico; el estructural, al realizar una subdivisión en el tema; el sistemático, buscando organizar la información y; el fenomenológico, al realizar una redacción de manera objetiva. Siguiendo la técnica documental al recoger información de fuentes bibliográficas; de campo, al hacer uso de cuestiones prácticas y acudir al lugar a la búsqueda de la información y; la telemática haciendo uso de medios informáticos y de telecomunicación.

Tutela jurisdiccional

La tutela jurisdiccional otorga protección a derechos humanos, pudiendo acudir a ésta cuando las personas consideren que sus derechos pueden ser o están siendo violentados, consiguiendo así la defensa de éstos. Se dirige a la búsqueda de la protección de los derechos humanos, pudiendo cualquier persona solicitar que el Estado le brinde tutela jurídica.

La impartición de justicia por los órganos jurisdiccionales debe realizarse de manera pronta, sin condicionar el acceso a los tribunales, para evitar crear obstáculos que limiten la probidad.

Es por lo anterior, que el Estado debe asegurar que los justiciables no se encontrarán en desventaja en ningún momento, puesto que la tutela jurisdiccional procura la protección de los derechos fundamentales.2

Al lado de la tutela jurisdiccional, puede encontrarse una tutela jurisdiccional diferenciada, misma que surge al resultar insuficiente la tutela ordinaria, es decir, cuando la dinámica social ha superado los instrumentos del Estado que proporcionan una tutela eficaz y oportuna.

La tutela diferenciada “es el instrumento de respuesta rápida a la exigencia de tutela que no puede ser resuelta de forma adecuada, oportuna y eficiente por el órgano jurisdiccional utilizando la tutela ordinaria”, atendiendo conflictos que requieren de una tutela rápida, sin que ocurra un amplio debate para que la decisión ocurra de forma pronta debido a que los derechos en conflicto así lo requieren.3

Aldo Zela Villegas indica que el Estado debe adoptar mecanismos para brindar una tutela efectiva, reconociendo la tutela jurisdiccional diferenciada como un derecho de los justiciables, para lo cual, el legislador “debe establecer las técnicas de aceleración del proceso que sean adecuadas para cada caso”.4

Es de destacarse que la tutela diferenciada no implica la desaparición de la tutela ordinaria, sino que la complementa para solucionar conflictos de forma inmediata, satisfaciendo oportunamente a quien requiere la impartición de justicia.

Tutela urgente

La tutela urgente surge para cubrir las deficiencias que muestra la tutela ordinaria en la solución de conflictos que requieren de una atención inmediata, en donde el tiempo juega un papel importante, puesto que de no atenderse puede causar un daño de imposible reparación.

Es en este aspecto en donde se cuenta con una tutela judicial efectiva, pues se actúa de manera rápida y oportuna para lograr satisfacer las expectativas de quien acude a los tribunales buscando una protección a sus derechos fundamentales.

A través del uso de la tutela urgente, se reduce el tiempo en que se espera una resolución, anticipando la prestación de justicia de acuerdo con las necesidades del justiciable, por ello, señala Martín Hurtado que la tutela urgente “pretende dar solución a problemas que se someten al órgano jurisdiccional y que no pueden soportar el transcurso del tiempo, pues de hacerlo se podrían ver perjudicadas las expectativas de las partes en conflicto, sobre todo de quien acudió al órgano jurisdiccional en busca de una tutela realmente efectiva”.5

La tutela urgente, pretende dar soluciones jurisdiccionales prontas a situaciones que no admitan demoras, clasificándose en mecanismos diferenciados, como son: la tutela cautelar, la tutela satisfactiva y la tutela anticipativa.

Para hacer énfasis en la tutela anticipativa como mecanismo diferenciado idóneo para la protección de derechos fundamentales que requieren una atención inmediata, puede decirse que se trata de un instrumento que permite que el juez decida de manera anticipada, siendo los efectos de su decisión de forma provisional o definitiva.

Al anticiparse los efectos de una sentencia, se puede brindar una protección inmediata y evitar que exista un peligro de imposible reparación causada por el transcurso del tiempo.

Manifiesta Daniel Mitidiero que la función de esta tutela es “combatir el peligro en la tardanza de la resolución jurisdiccional componiendo la situación litigiosa entre las partes provisionalmente”, de manera que debe valorarse en cada caso, si existe o no otro medio para resolverse.6

La naturaleza de esta acción pretende que al anticiparse la decisión del juez se asegure el peligro y la gravedad, así como los efectos que podría causarse en caso de ser negada.

Para llevar a cabo la tutela anticipativa, se utiliza la técnica de anticipación, misma que lleva a la solución de la Litis evitando la demora en la prestación jurisdiccional.

Cuando hay peligro por la demora, se distribuye la carga del tiempo en el proceso, motivado por la urgencia debido a una necesidad de la prestación judicial. Con la técnica anticipatoria, resulta posible prevenir un peligro en un proceso jurisdiccional al anticiparse los efectos de la sentencia, procurando la protección de derechos fundamentales. Es necesario tomarse en cuenta tres criterios: el estructural, al tratarse de una resolución provisional por ser dependiente de un proceso urgente; el funcional, distribuyendo la carga temporal y proporcionando seguridad en la tutela del derecho y; el cronológico, pues el transcurso del tiempo es un factor importante para que la tutela pueda otorgarse.

La sentencia anticipatoria

La sentencia anticipatoria, se considera dentro de la tutela de urgencia como “la resolución que acoge provisoriamente y antes de la sentencia definitiva total o parcialmente la pretensión ejercida a fin de evitar un perjuicio irreparable o de difícil reparación”7. Se trata del instrumento que proporciona efectividad en el proceso, esto al adelantar el resultado probable cuando existe apariencia de daño irreparable.

Es importante la observación del principio de congruencia, siendo la urgencia un factor para que se aceleren los tiempos en que normalmente se resolvería un asunto en la tutela jurisdiccional ordinaria, puesto que, de no resolverse de forma inmediata puede derivarse un perjuicio de imposible reparación.

La sentencia anticipatoria, puede proteger de manera inmediata los derechos fundamentales, ya que lo que pretende es resolver la urgencia que de no solucionarse pueda derivar peligros irreparables.

La conveniencia de anticipar el resultado de la sentencia es facultad del juez, éste puede valorar si es o no posible esperar a que la sentencia definitiva sea dictada, determinando si los hechos son suficientes o si es apropiado postergar la solución de la litis.

Con las sentencias anticipatorias se busca tener un pronto acceso a la justicia, exigiendo respuestas oportunas, generando certidumbre jurídica y protección de derechos fundamentales.

Derecho al medio ambiente en el ámbito internacional

El derecho humano al medio ambiente sano, fue reconocido en el derecho internacional en función de los intereses de las personas, debido a que “el medio ambiente es una condición sine qua non de nuestra propia existencia.”, puesto que sin las condiciones adecuadas del ambiente no es posible la supervivencia y, por ende, carecerían de sentido los demás derechos.8

Las Constituciones que han aportado al derecho al medio ambiente son: la Constitución de Polonia (1953) estableciendo que los ciudadanos “tienen derecho al aprovechamiento de los valores del ambiente naturales y el deber de defenderlos”9; seguida por la Constitución de Yugoslavia (1974)10.

Algunas otras Constituciones atribuyen al Estado la obligación de proteger la naturaleza, tales como la de Checoslovaquia (1960), Bulgaria (1971) y Hungría (1972).

Así como Constituciones que lo fijan como un deber tanto del Estado como de los ciudadanos, tal es el caso de la Constitución de Paraguay (1967), Panamá (1972), Cuba (1976), Alemania (1974), Albania (1976), India (1977), China (1977), Sri Lanka (1978) e Irán (1979).11

Las Constituciones de América Latina han consagrado el derecho humano a un ambiente adecuado, incorporándolo de distintas formas países como Argentina (1994) estableciendo el “derecho a un ambiente sano, equilibrado, apto para el desarrollo humano y para que las actividades productivas satisfagan las necesidades presentes sin comprometer las de las generaciones futuras”12; Brasil (1988) medio ambiente ecológicamente equilibrado; Chile (1980) medio ambiente libre de contaminación; Colombia (1991) ambiente sano; Ecuador (1998) medio ambiente sano, ecológicamente equilibrado y libre de contaminación; Nicaragua (1987) ambiente saludable; Paraguay (1992) ambiente saludable y ecológicamente equilibrado; Perú (1993)ambiente equilibrado y adecuado al desarrollo de su vida y; Costa Rica (1949) ambiente sano y ecológicamente equilibrado.13

Como se ha observado, son algunas las Constituciones que han incluido el derecho al medio ambiente, existiendo otras aportaciones sobre el tema, por ejemplo, la Constitución de Uruguay (2004) describe la gestión sustentable solidaria con generaciones futuras, así como la preservación del ciclo del agua; la Constitución de Italia (1947) incorporando la tutela del paisaje y; la Constitución de Suecia (1974) señala que el gobierno puede adoptar normas para la protección de la naturaleza y el medio ambiente.14

En el Sistema Interamericano, el derecho al medio ambiente, ha sido establecido en el Protocolo de San Salvador de 1988, indicando que toda persona tiene derecho a vivir en un medio ambiente sano, señalando que es el Estado el encargado de protegerlo, preservarlo y mejorarlo.15

El derecho al medio ambiente en el Sistema Jurídico Mexicano

La primera Constitución que introduce el derecho al medio ambiente como una obligación del Estado es la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos al incluir en ella los derechos sociales.16

La Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, establece en su artículo 4 párrafo quinto que “Toda persona tiene derecho a un medio ambiente sano para su desarrollo y bienestar. El Estado garantizará el respeto a este derecho. El daño y deterioro ambiental generará responsabilidad para quien lo provoque en términos de lo dispuesto por la ley.17” Indicando que corresponde al Estado el respeto al derecho al medio ambiente, es decir, debe tomar las medidas correspondientes para asegurar el uso, disfrute y conservación de éste.

Otros artículos de la Constitución de México, hacen referencia a la protección del medio ambiente, por ejemplo, el artículo 2 reconoce el uso y disfrute de los recursos naturales; el artículo 25 párrafo sexto, establece el impulso a empresas cuidando el medio ambiente; el artículo 27 párrafo tercero, menciona que se dictarán medidas necesarias para evitar la destrucción de elementos naturales; artículo 73 fracción XXIX-G fija la facultad del Congreso para legislar en materia de protección al ambiente, preservación y restauración del equilibrio ecológico; así mismo, la fracción XXIX-N del mencionado artículo 73 señala la facultad para legislar sobre el desarrollo sustentable.18

Es de gran importancia considerar el desarrollo sustentable, es decir, reflexionar sobre el acceso a los recursos de futuras generaciones, respetando además la “diversidad cultural, lingüística y de costumbres, o sea, con respeto a todas las comunidades de la humanidad”19.

Las sentencias anticipatorias como garantía de protección al medio ambiente en México desde la suspensión del juicio de amparo

En México, la figura de las sentencias anticipatorias no se encuentra legislada como tal, sin embargo, pueden observarse en la práctica bajo otras denominaciones y permitidas a través del juicio de Amparo, al tratarse de actos omisivos en el despacho de algún derecho.

A través de la suspensión del amparo, se puede solicitar que se anticipen los efectos de la sentencia logrando una protección de derechos fundamentales de manera inmediata, cumpliendo con dos requisitos: la apariencia del buen derecho y peligro en la demora; es de esta manera que puede conseguirse una acción pronta y evitarse una paralización del asunto.

En México, se encuentra protección a los derechos fundamentales a través de la tutela judicial efectiva, consagrada en el artículo 17 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, al establecerse en el segundo párrafo que “Toda persona tiene derecho a que se le administre justicia por tribunales que estarán expeditos para impartirla en los plazos y términos que fijen las leyes, emitiendo sus resoluciones de manera pronta, completa e imparcial. Su servicio será gratuito, quedando, en consecuencia, prohibidas las costas judiciales”, por lo que la aplicación de la tutela anticipatoria es permitida por la Carta Magna al dictar que las resoluciones deben ser emitidas de manera pronta; y esta tutela puede conseguirse mediante la suspensión del juicio de amparo.20

Por lo anterior, puede mencionarse que en los artículos 103 y 107 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos se establecen las generalidades para desarrollarse el juicio de amparo, así como la protección de derechos fundamentales.

Es en la tercera fracción, inciso b del artículo 107 de la Carta Fundamental, en donde se establece que las controversias a que se refiere el artículo 103 Constitucional serán sujetas a lo que disponga la ley reglamentaria, señalando que cuando sean reclamados actos de tribunales judiciales, administrativos o de trabajo, será procedente el amparo “contra actos en juicio cuya ejecución sea de imposible reparación, fuera de juicio o después de concluido, una vez agotados los recursos que en su caso procedan”21.

Lo que señala el precepto anteriormente mencionado posibilita la procedencia del juicio de amparo respecto de actos de imposible reparación, lo que significa que puede acudirse al juicio de amparo obteniéndose una sentencia anticipatoria.

En materia de derecho ambiental, es importante la protección de derechos puesto que por el transcurso del tiempo, puede verse vulnerado el medio ambiente y conllevar a una imposible reparación.

Impacto de las sentencias anticipatorias en México en materia de Derecho Ambiental

En México, en su entorno natural existe variedad de ecosistemas, lo cual lo enriquece al permitir que se realicen actividades productivas que resultan ser la forma de sustento para sus habitantes. Con el paso del tiempo, los ecosistemas naturales del país se han reducido, ocasionando riesgos y problemas de salud ambiental22, por lo que se ha tratado de tomar medidas para cuidar que el impacto de la actividad humana no sea mayor a la capacidad que el medio natural tiene para recuperarse.

Es por lo anterior que, a pesar de no encontrarse legisladas, las sentencias anticipatorias se han hecho presentes a través de la suspensión de amparo en algunas entidades federativas del Estado Mexicano, por ejemplo en Quintana Roo.

A continuación se analiza un caso ocurrido en Tajamar, Cancún, Quintana Roo, en las costas mexicanas, lugar en donde podían observarse 57 hectáreas de manglar, las cuales poco a poco han sido destruidas afectando el hábitat de cocodrilos, iguanas, aves y serpientes.

Los manglares “son una formación vegetal leñosa, densa, arbórea o arbustiva de 1 a 30 metros de altura, compuesta de una o varias especies de mangle y con poca presencia de especies herbáceas y enredaderas”23

El manglar permite la coexistencia de un sinnúmero de especies que se encuentran protegidas por la vegetación que otorga, además de beneficiar al ser humano al proporcionar especies que pueden ser utilizadas para el comercio pesquero, brindar leña como fuente de energía, además de servir como una barrera natural contra inundaciones cuando es temporada de huracanes; evitando también la erosión de zonas costeras, manteniendo la calidad del agua y sirviendo de refugio de flora y fauna24.

En Tajamar, se llevaban a cabo obras para el desarrollo del “anteproyecto Malecón Cancún”, las cuales habían sido autorizadas por el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (FONATUR) al haber realizado un estudio de impacto ambiental; sin embargo, un grupo de ambientalistas, consideraron que los efectos resultarían negativos y solicitaron que se detuviera el crecimiento en Cancún, por considerarse desmedido y que afectaba en gran parte al medio ambiente.

Se promovió el juicio de amparo 1064/2015 por la asociación Salvemos al Manglar Tajamar, obteniendo la suspensión provisional de toda obra, puesto que se había destruido el 90% de este con el inicio de las obras; es de mencionar que dicha suspensión tenía el efecto de mantener las cosas en el estado que guardaban en ese momento, evitando la remoción de la vegetación y especies animales.

Posteriormente, se presentó recurso de revisión 88/2017 en contra de la sentencia del Juzgado Tercero de Distrito de Quintana Roo, resultando en el otorgamiento de la protección de la justicia federal, obligando a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) a frenar la autorización de impacto ambiental otorgada por FONATUR para la realización de la obra Anteproyecto Malecón Cancún, así como a no emitir ningún nuevo permiso y además a restaurar la zona afectada25.

Dicha protección responde a un logro debido al esfuerzo por la conservación del medio ambiente, favoreciendo no solo de manera individual a los solicitantes, sino también de manera colectiva, al beneficiar a un mayor número de personas.

El Tercer Tribunal Colegiado evidenció que no son actos consumados de forma irreparable, por lo que resolvió que puede y debe reforestarse la zona de mangle.

La decisión tuvo como base la prevención, responsabilidad y el desarrollo sustentable, tomando en cuenta los derechos colectivos y marcando un precedente en el derecho ambiental en México al luchar por la protección del medio ambiente.26

Lo anterior muestra que la sentencia anticipatoria fue capaz de proteger el derecho fundamental al medio ambiente sano al actuar de manera implícita en la suspensión del juicio de amparo, esto al no solo paralizar los actos invocados, sino al ordenar un actuar en la restauración de los manglares de forma inmediata, puesto que de no hacerse se estaría en la presencia de un perjuicio de imposible reparación al acabar con especies de flora y fauna.

Conclusiones

La tutela jurisdiccional diferenciada llega para complementar a la tutela jurisdiccional ordinaria, al no ser suficiente para la resolución de conflictos de manera inmediata, cuando el asunto depende del transcurso del tiempo para proteger un derecho fundamental.

La demora en la resolución de un conflicto y el peligro de un perjuicio irreparable corresponden a las condicionantes para invocar las sentencias anticipatorias, además de tomar en cuenta a la apariencia del buen derecho y el peligro en la demora.

Las sentencias anticipatorias, a pesar de no encontrarse en la legislación mexicana, pueden actuar y apoyar en la resolución de conflictos de manera inmediata a través de la suspensión de amparo, propiciando un actuar cuando la violación de derechos humanos consista en una omisión.

Uno de los temas favorables para llevar a la práctica las sentencias anticipatorias, lo representa el derecho ambiental, tal y como se presentó al beneficiar en la adopción de medidas necesarias no solo para frenar el daño, sino para conseguir un actuar y con ello lograr la protección de los recursos naturales, considerando entonces la sustentabilidad.

Referencias

Abraham L. Vargas, Estudios de Derecho Procesal, I, (Ediciones Jurídicas Cuyo, Argentina, 1999).

Adolfo Alvarado Velloso, La cautela procesal y los anticipos jurisdiccionales, (Editorial San Marcos, Perú 2015).

Aldo Zela Villegas, La tutela preventiva de los derechos (como manifestación de la tutela diferenciada), (Palestra Editores, Lima, 2008).

Andrea Proto Pisani, La tutela jurisdiccional, (Palestra Editores, Lima, 2014).

Carlos Alberto Urdaneta Sandoval, Introducción al análisis sistemático de las medidas cautelares atípicas del Código de Procedimiento Civil Venezolano, 59 (Revista de la facultad de Derecho, Caracas, Venezuela, 2004).

Carol B. Arriaga, El derecho al medio ambiente adecuado como un principio rector, (Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, México).

Constitución de Argentina [Const.]. 1994 (Argentina).

Constitución de Polonia [Const.]. 22 de julio de 1953. (Polonia).

Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos [Const.]. 5 de febrero de 1917 (México).

Daniel Mitidiero, Anticipación de tutela, De la tutela cautelar a la técnica anticipatoria, (Marcial Pons, Madrid. 2013).

Graciela Medina, Tutela anticipada y daño vital, (Thomson La Ley, Argentina, 2012).

Haydée Birgin, Beatriz Kohen, Acceso a la justicia como garantía de igualdad, instituciones, actores y experiencias comparadas, (Editorial Biblos, Argentina, 2006).

Héctor Fix-Zamudio, con Eduardo Ferrer Mac-Gregor, Las sentencias de los Tribunales Constitucionales, (Editorial ADRUS, Perú, 2009).

José Antonio, Caballero Juárez, El debido proceso, Una aproximación desde la jurisprudencia latinoamericana, (Suprema Corte de Justicia de la Nación, México, 2014).

José Balcázar Quiroz, Teoría de las medidas autosatisfactivas, una aproximación desde la teoría general del proceso, (Ara Editores, Perú 2010).

Leonardo Bordenave, LA medida autosatisfactiva, como solución inconstitucional para un problema de la justicia moderna, temas procesales colectivos 3, (Editorial Juris, Argentina, 2009).

Lourdes María Soledad Bogas. Anticipación de tutela o sentencia anticipada, (Anuario del SIJS. 2007).

Lucio Cabrera Acevedo, El derecho a un medio ambiente adecuado, (Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, México).

Luiz Guilherme Marinoni, Tutela inhibitoria, (Marcial Pons, Madrid, 2014).

Mario Fernando Parra Guzmán, Tutela jurisdiccional de los derechos fundamentales, (Eduardo Andrés Velandia Canosa, Ediciones Doctrina y Ley Ltda. Santafé de Bogotá, D. C. 2000).

Martín Hurtado Reyes, Tutela Jurisdiccional Diferenciada, (Palestra Editores, Perú, 2006).

Miguel Alejandro López Olvera, Medidas cautelares y juicio de amparo: notas para su modernización, Estudios de Derecho Constitucional y Amparo, (Colección transformaciones jurídicas y sociales No. 4 Facultad de Derecho y Ciencias Sociales, Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, México, 2007).

Osvaldo Alfredo Gozaíni, El debido proceso, (Derecho Procesal Constitucional, Rubinzal – Culzoni Editores, Argentina 2004).

Protocolo de San Salvador “protocolo adicional a la convención americana sobre derechos humanos en materia de derechos económicos, sociales y culturales”. Art. 11, 1988. (San Salvador).

Recurso de Revisión 88/2017 dependiente del juicio de amparo 1064/2015 [Tercer Tribunal Colegiado del 27 Circuito], por medio del cual se ordena a SEMARNAT a no emitir ningún nuevo permiso y además a restaurar la zona afectada. Junio 22 de 2017.

Santiago Guarderas, Medidas cautelares en Procesos Constitucionales, (Editora jurídica, Quito, Ecuador, 2014).

Sergio Chiarloni, Medidas coercitivas y tutela de los derechos, No. 3, (Palestra, Perú, 2005).

Silvia L. Esperanza, Medidas autosatisfactivas, I, (segunda edición ampliada y actualizada, Rubinzal – Culzoni editores, Buenos Aires, 2014).

Ecocidio en Tajamar http://www.greenpeace.org/mexico/es/Blog/Blog-de-Greenpeace-Verde/ecocidio-en-tajamar/blog/55330/ (última visita julio 27, 2017)

Horacio Riojas Rodríguez, Astrid Schilmann, Lizbeth López Carrillo, Jacobo Finkelman, Salud ambiental en México: situación actual y perspectivas futuras, 55 Scielo, No. 6, (2013) http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0036-36342013001000013 (última visita septiembre, 24, 2017)

Manglares de México, http://www.biodiversidad.gob.mx/ecosistemas/manglares2013/manglares.html (última visita julio 28, 2017)

Tribunal ordena a SEMARNAT restaurar manglar de Tajamar http://www.excelsior.com.mx/nacional/2017/06/23/1171604 (última visita julio 27, 2017)




1Maestra en Derecho Procesal Constitucional, Unidad Académica de Derecho por la Universidad Autónoma de Nayarit, Tepic, Nayarit, México. E- mail: esmendezg@hotmail.com

2Mario Fernando Parra Guzmán, Tutela jurisdiccional de los derechos fundamentales, 15 (Eduardo Andrés Velandia Canosa, Ediciones Doctrina y Ley Ltda. Santafé de Bogotá, D. C. 2000).

3Martín Hurtado Reyes, Tutela Jurisdiccional Diferenciada, 113 y 114 (Palestra Editores, Perú, 2006).

4Aldo Zela Villegas, La tutela preventiva de los derechos (como manifestación de la tutela diferenciada), 41, 43 (Palestra Editores, Lima, 2008).

5Martín Hurtado Reyes, Tutela Jurisdiccional Diferenciada, 168 (Palestra Editores, Perú, 2006).

6Daniel Mitidiero, Anticipación de tutela, De la tutela cautelar a la técnica anticipatoria, 41 (Marcial Pons, Madrid. 2013).

7Lourdes María Soledad Bogas. Anticipación de tutela o sentencia anticipada, 850 (Anuario del SIJS. 2007).

8Carol B. Arriaga, El derecho al medio ambiente adecuado como un principio rector, 745 (Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, México)

9Constitución de Polonia [Const.] Art. 71. 22 de julio de 1953. (Polonia).

10Carol B. Arriaga, El derecho al medio ambiente adecuado como un principio rector, 750 (Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, México)

11Carol B. Arriaga, El derecho al medio ambiente adecuado como un principio rector, 750 (Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, México)

12Constitución de Argentina [Const.] Art. 41. 1994 (Argentina).

13Lucio Cabrera Acevedo, El derecho a un medio ambiente adecuado, 15 (Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, México).

14Carol B. Arriaga, El derecho al medio ambiente adecuado como un principio rector, 752 (Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, México)

15Protocolo de San Salvador “protocolo adicional a la convención americana sobre derechos humanos en materia de derechos económicos, sociales y culturales”. Art. 11, 1988. (San Salvador).

16Carol B. Arriaga, El derecho al medio ambiente adecuado como un principio rector, 747 (Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, México)

17Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos [Const.] Art. 4, párrafo 5. 5 de febrero de 1917 (México)

18Carol B. Arriaga, El derecho al medio ambiente adecuado como un principio rector, 748 y 749 (Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, México)

19Lucio Cabrera Acevedo, El derecho a un medio ambiente adecuado, 13 y 14 (Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, México).

20Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos [Const.] Art. 17, párrafo 2. 5 de febrero de 1917 (México)

21Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos [Const.] Art. 107, fracción tercera inciso b. 5 de febrero de 1917 (México)

22Horacio Riojas Rodríguez, Astrid Schilmann, Lizbeth López Carrillo, Jacobo Finkelman, Salud ambiental en México: situación actual y perspectivas futuras, 55 Scielo, No. 6, (2013) http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0036-36342013001000013 (última visita septiembre, 24, 2017)

23Manglares de México, http://www.biodiversidad.gob.mx/ecosistemas/manglares2013/manglares.html (última visita julio 28, 2017).

24Ecocidio en Tajamar http://www.greenpeace.org/mexico/es/Blog/Blog-de-Greenpeace-Verde/ecocidio-en-tajamar/blog/55330/ (última visita julio 27, 2017).

25Recurso de Revisión 88/2017 dependiente del juicio de amparo 1064/2015 [Tercer Tribunal Colegiado del 27 Circuito], por medio del cual se ordena a SEMARNAT a no emitir ningún nuevo permiso y además a restaurar la zona afectada. Junio 22 de 2017.

26Tribunal ordena a SEMARNAT restaurar manglar de Tajamar http://www.excelsior.com.mx/nacional/2017/06/23/1171604 (última visita julio 27, 2017)

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.